Consultas de Tarot del Amor en Multitarot.com

Malditos lunes

Compartir en redes sociales


Una de las cosas que más solemos odiar en la semana es el lunes por que es el día que nos hace volver a la rutina, a algunos a trabajar, a otros a estudiar, a otros a no hacer nada otra vez toda la semana…

Pero en definitiva es el día que marca la vuelta a nuestra rutina diaria.

Ganar en la vida

Compartir en redes sociales


Ganar y perder es algo muy relativo, el problema es que no siempre se puede ganar ni siempre perder, el que gana no siempre tiene que ser el mejor si no el que mejor sepa hacer las cosas, el más sabio.

Mancharnos las manos de sangre

Compartir en redes sociales


El problema de este mundo es que en muchas ocasiones tenemos que tomar decisiones vitales en las que nos tenemos que manchar las manos como se suele decir de sangre, hacer cosas que no están bien.

El problema no es que hagamos cosas y nos confundamos y luego las intentemos corregir, el problema es que hagamos daño a otras personas y aun sabiéndolo no hagamos nada para evitarlo.

Las mejores cosas de esta vida surgen

Compartir en redes sociales


Las mejores cosas de esta vida no se buscan, no hay que andar forzando las situaciones ya que al final las cosas forzadas suelen salir mal.

Las mejores cosas de esta vida surgen y surgen en su momento adecuado no cuando nosotros queramos.

El triunfo del amor

Compartir en redes sociales


La verdad es que las cosas no son siempre como pensamos, que el amor triunfe no significa que consigas una pareja en tu vida y ya está si no que es mucho más.

El amor es algo mucho más profundo y sentimental que simplemente conseguir pareja.

Nuestra media naranja

Compartir en redes sociales


Una de las cosas que todos deseamos de encontrar en este mundo es a nuestra media naranja, es a esa persona que nos complemente en nuestra vida y con quien compartiremos el resto de nuestra vida.

El problema no es la existencia de esa media naranja por que para todos existe nuestra media naranja, el problema es tener la paciencia para poder encontrar a esa persona y no precipitarnos en nuestra búsqueda.